El Core HR internacional: de la optimización de la gestión RRHH a la construcción de una identidad común

El Core HR es indispensable para construir una estrategia RRHH unificada en varios países

Hoy en día, el Core HR internacional representa una solución idónea para armonizar las prácticas de recursos humanos, al tiempo que responde a las necesidades específicas y legales de cada país. La internacionalización de las empresas, ya sean grandes o medianas, hace que el Core RH internacional sea cada vez más estratégico para llevar a cabo una política RRHH eficiente y permitir su implantación en nuevos territorios. Pero el Core RH también se dirige a empresas nacionales que operan en un contexto complejo.

Una respuesta a la compleja gestión del talento

Las empresas tienen hoy en día una verdadera preocupación en lo relativo a la gestión del talento a nivel mundial, pero también a nivel local. Por eso, el análisis de datos en tiempo real es un verdadero reto para las empresas que deseen tomar decisiones rápidamente. En un contexto internacional, las especificidades locales hacen que la recopilación y consolidación de datos estructurados y unificados a nivel mundial sea muy difícil.

El desafío es, por tanto, reducir el tiempo entre la colecta de datos fiables, estructurados y armonizados y su análisis, y la implementación de políticas eficientes de RRHH, para gestionar mejor el capital humano y crear valor para la empresa. Se trata de la «real time economy«, es decir, la economía en tiempo real o del momento que, gracias a la digitalización de los flujos y a su análisis detallado (contrataciones, salidas, ausencias, promoción, adquisición de competencias, etc.), permite controlar la plantilla y los costes, e incluso anticipar, evaluar y priorizar los riesgos gracias a los análisis predictivos de tipo «risk management».

Apoyo para la conquista de nuevos mercados y la integración de nuevas empresas

Las empresas locales o internacionales tienen todas ellas la ambición de conquistar nuevos mercados y para ello deben contar con el talento local e internacional, porque el capital humano es la clave del éxito de cualquier proyecto de crecimiento, especialmente en una dimensión internacional.

La gestión de la nómina de los empleados puede ser gestionada por diferentes proveedores, pero sólo una plataforma unificada e integrada, como el Core HR, permite consolidar ciertos datos a nivel global y ofrecer a la función RRHH y a los equipos de dirección una visión estratégica global para dirigir sus políticas administrativas, salariales y de gestión de competencias.

El Core HR también permite orientar sobre la organización más adecuada para atraer talento, desarrollar carreras profesionales e integrar con éxito a los empleados en nuevas entidades.

Contribución a la construcción de una identidad multicultural

La construcción de una identidad transnacional común es un verdadero desafío, ya que requiere la participación de todos los países y exige que cada país se cuestione a sí mismo basándose en una mejor comprensión de las prácticas de otros países.

Tras armonizar las prácticas de recursos humanos respetando las especificidades locales, el Core HR, combinado con espacios de trabajo digitales, es un elemento básico para la gestión del cambio, ya que contribuye al intercambio de información y a la difusión de mensajes contundentes, y marca el rumbo. Es el «hilo conductor» de la función RRHH, de los directivos y de los colaboradores.

Una palanca de productividad y control de costes

Por último, el Core HR permite una rentabilidad financiera gracias a las ganancias de productividad generadas por el intercambio de competencias, procesos e información RRHH y a la puesta en común de herramientas. De hecho, los procesos pueden ser compartidos y desplegados, pero sólo después de un análisis de las necesidades y datos de cada país y una definición de lo que puede ser genérico por ser común y estar alineado con la estrategia RRHH de la empresa. Por ejemplo, los tipos de contratos de trabajo no son los mismos en los diferentes países, pero es necesario acordar un lenguaje común que utilice los mismos conceptos.

Por otra parte, el Core HR internacional permite un mejor cumplimiento de las normas internacionales como, por ejemplo, el RGPD -Reglamento General de Protección de Datos-. Además, existen equivalencias de esta norma en Suiza y Estados Unidos, lo que garantiza un despliegue internacional de las prácticas y procesos asociados.

La capacidad de configuración e interoperabilidad del Core HR internacional permite tener en cuenta todas las aplicaciones de recursos humanos -respondiendo así de forma idónea a las expectativas y necesidades de las empresas internacionales en materia de recursos humanos- pero sobre todo las herramientas existentes que pueden ser diferentes en las distintas entidades y, algunas veces, conviene mantenerlas.

Más que nunca, la construcción del SIRH, basado en el SI existente y en la calidad y fiabilidad de los datos RRHH utilizados, representa un elemento clave para la estrategia de una organización internacional. El Core de RH internacional es la mejor garantía de ello.