Robotización, IA y RRHH: los «superpoderes» de la máquina al servicio de la función RRHH

Hoy en día, la dirección de Recursos Humanos desempeña un papel fundamental en el apoyo a la transformación digital de la empresa y de sus prácticas empresariales. Al mismo tiempo, vive su propia transformación digital: nuevas prácticas, nuevas competencias y nuevas herramientas, sobre todo con la reciente aparición de la Inteligencia Artificial y los robots, respaldados por las tecnologías y capacidades del Big Data ¿Cómo pueden los profesionales de RRHH aprovechar esa inteligencia artificial para apoyar mejor la transformación de su propio departamento y de toda la empresa?

Aparición de una nueva tipología de robots dotados de Inteligencia Artificial

El gran público conoce ya los robots de conversación o chatbots. Estos asistentes virtuales, dotados de una inteligencia artificial, están cada día más presentes en nuestras actividades, ya se trate de presentar una solicitud en un sitio web o de utilizar las aplicaciones de nuestros smartphones. También están presentes en el mundo empresarial. Una vez que está en su despacho, un empleado solo tiene que abrir una ventana de diálogo de su smartphone, para mantener una conversación en lenguaje natural con un chatbot de RRHH. Por ejemplo, este chatbot puede proporcionarle inmediatamente una respuesta de primer nivel a una pregunta relacionada con su derecho a vacaciones y, si es necesario, enlazar directamente con acciones simples, como la creación de una solicitud de vacaciones en el sistema.

Robots para gestionar las tareas automatizadas de back-office en RRHH

Existen otras familias de robots que no están diseñados para la conversación. Aunque no entren en interacciones o en diálogos con los usuarios como los chatbots, estos robots también incorporan la Inteligencia Artificial. Al darse cuenta de todas sus ventajas para las operaciones de back-office, el sector de los Recursos Humanos ha comenzado a utilizarlos. El objetivo es reforzar la automatización de las tareas puramente operativas con el fin de optimizar el tiempo de los gestores de RRHH: es la RPA o Robot Process Automation, (Automatización robótica de procesos). Esto permite la introducción de los robots en los sistemas informáticos que utilizan las capacidades de Machine Learning, o Aprendizaje de las Máquinas.  Este nuevo tipo de asistentes no tiene rival en la gestión de tareas administrativas y rutinarias, como el procesamiento de enormes volúmenes de información procedentes de diversas fuertes y con fuertes limitaciones de tiempo. Aportan, sobre todo, una ayuda importante en la gestión de procesos cíclicos y estructurados por restricciones reglamentarias.

Inteligencia artificial e inteligencia humana: encontrar el punto de equilibrio

Hoy en día, el desafío que enfrentan los departamentos de RRHH es encontrar el punto de equilibrio entre inteligencia artificial e inteligencia humana. ¿Cómo se puede aprovechar el potencial de los robots para aumentar la rapidez y eficacia al mismo tiempo que se utilizan las capacidades humanas de toma de decisiones y de control? Los profesionales de RRHH, manteniendo el control de la validación final y la posibilidad de ocuparse por sí mismos de puntos muy específicos, podrán aprovechar las ventajas que ofrece la ayuda de robots inteligentes para aumentar la eficacia. De aquí, lo que llamamos «dimensión de RRHH aumentada», en la cual encontramos, por ejemplo, robots que apoyan a los gestores de RRHH en una de las tareas que más tiempo consumen: la gestión de las declaraciones sociales. En Francia, con la DSN, la nueva Declaración Social Nominativa, esta tarea que corresponde a las empresas, ha evolucionado radicalmente para apoyar las iniciativas de simplificación exigidas por el Estado.

Una aplicación práctica en la vida real: los robots al servicio de la Déclaration Sociale Nominative en Francia

Desde el 1 de enero de 2017, una nueva declaración de nómina simplificada, la DSN, se ha generalizado en todas las empresas. Esta nueva declaración sustituye a todas las declaraciones periódicas y a las declaraciones relacionadas con hechos. Esta declaración afecta a un aspecto muy complejo y comprometido de los RRHH, en el cual los conceptos de seguridad, conformidad y calidad de los datos declarados son críticos. Como ejemplo de equilibrio eficaz entre inteligencia artificial e inteligencia humana, nuevas soluciones pueden desde, ahora mismo, ayudar a los profesionales de RRHH a optimizar el tiempo que dedican a la gestión de las declaraciones. Los robots se encargan de una gran parte de las tareas repetitivas de poco valor añadido y de la automatización de controles y auditorías. Los profesionales de RRHH disponen también de informaciones preprocesadas de notificaciones y alertas específicas. Así pues, pueden dedicar sus conocimientos especializados a verificaciones prioritarias y decisiones urgentes.